martes, 10 de diciembre de 2013

Esto no es una fiesta.

Hoy recordamos la vuelta a la democracia. Aquel día en el que asumía la presidencia de la nación el doctor Ricardo Alfonsín. El final de una etapa oscura y el principio de otra bastante más alentadora. Sin embargo, el festejo no puede ser como se debe debido al estado de alerta que se vive en el país por la ola de saqueos y reclamos.
Esta semana de congestión no solo va a quedar grabada en esta bitácora, sino que es muy probable que también quede grabada en la historia de nuestro país.
Mientras se escribe esta nota muchas personas arriesgan su vida robando lo que no les pertenece. Muchas personas arriesgan su vida tratando de defender lo que si les pertenece. Muchas personas opinan desde lejos, y muchas otras desde cerca. Muchos están llegando a sus casas con mercadería robada y muchos otros están viendo como desconocidos destruyen su única fuente de ingresos y sustento.
Por otro lado una multitud salta, grita aplaude y festeja en la capital federal el cumpleaños de la democracia. Festejan.
Hace una semana algunos cordobeses aprovechaban el reclamo de la policía y daban el puntapié que iniciaría los saqueos. Esta primera ola se llevó la vida de dos personas. Un joven de 20 años, muerto de un balazo en el pecho. La otra un hombre de 85 años que murió luego de sufrir una descompensación cuando personas invadieron su casa para saquearla.
El sábado acá en Neuquén se vivó un día extraño. Durante todo el día se corrieron rumores de posibles saqueos. Los comercios céntricos vaciaron sus vidrieras y se vistieron de rejas. Policías retirados y la familia de los que están en actividad siguieron con su reclamo por aumentos, iniciado el viernes. El conflicto se pudo resolver. En Catamarca la situación fue más violenta. Se produjeron enfrentamientos entre policías y gendarmes. La rioja, Rio negro y San Juan también vivieron momentos de tensión. Desde el domingo que la situación en Entre ríos es compleja. Sobre todo después de la muerte de un joven que cayó electrocutado al entran a saquear un comercio. Ayer lunes los saqueos se dieron de forma más feroz en Tucumán. Un hombre murió de un balazo en la cabeza mientras vaciaba un local. Un adolecente se accidentó en una moto cuando escapaba de un supermercado. También falleció un hombre que fue herido en el abdomen.
En medio de todo este caos, la desinformación se hace presente. Las cifras son engañosas. Los medios opositores disparan contra el gobierno. Los medios oficialistas contra los opositores. Y la población debe optar por una de las dos campanas. Diciembre es un mes de descanso. Comienza el verano. Terminan las clases. Comienzan las vacaciones. Es un mes de reunión. Las fiestas. Saludar a los amigos. Abrazarse. Compartir. Regalar. Disfrutar. Es un cierre. Se termina el año. Se termina con una fiesta. Sin embargo en los últimos años ha sido espacio de eventos tristes. Desafortunados. Fatales. A la lista del diciembre trágico del 2001 y los muertos de cromañón se le suman los eventos de este año.

Once muertos. Millones de pesos en mercadería robada. Familias que perdieron todo.

Periodistas que trabajan más de lo normal. Personas detenidas. Muchos videos de gente saqueando. Miles de twits narrando la situación. Recitales. Festejos por la democracia. La realidad de un país que hoy parece dividido en dos.

Hace un tiempo escuche la frase de un conocido y muy controvertido periodista que decía: Dos medias argentinas no suman una argentina. Y creo que más haya de quien lo dijo, algo de razón tiene. La democracia es el gobierno del pueblo. El gobierno del pueblo es la democracia. El pueblo como uno solo. Hoy la población se divide en saqueadores, saqueados y en espectadores. Hoy el país está dividido. Y lo que debería ser la fiesta de que gobernamos como un solo pueblo nos encuentra fracturados.

La democracia es la posibilidad de elegir. Sin embargo creo que muchos no elegirían pasarlo así.

Es un cumpleaños raro. Debería ser una fiesta. Una fiesta es alegría. Una fiesta implica unión. Una fiesta es un festejo.


Una fiesta es muchas cosas menos esto… porque esto no es una fiesta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada